*Entrenamiento/Docencia

 

 

Entrenamiento ~ Docencia

 

*

 

Enseñar es Aprender – Entrenar es Despertar

 

   La Educación es una ciencia y es un arte y, como tal, es una actividad espontánea y creativa. No existen dos estudiantes iguales ni existen dos momentos idénticos de la vida. La verdadera instrucción surge espontáneamente de la conjunción del estudiante particular, su necesidad particular de aprendizaje y el momento particular en el que el instructor y el estudiante se encuentran. Por ello, la tarea del instructor es la de estar constantemente atento a estos 3 factores (estudiante, necesidad y momento), para discernir qué hacer y qué decir en cada momento particular, en respuesta a cada situación particular. De allí, que el instructor deba permanecer en un estado continuo de alerta y aprendizaje, para saber cómo actuar a cada instante. Sólo la Humildad le permitirá al instructor permanecer en este estado y reconocer cuál es su deber.
 
   Cuando la instrucción no es un acto de espontaneidad y de creatividad, es un acto vacuo de sentido, de propósito y de significado.
 
   El verdadero Maestro instruye:
 
   1)    Conocimientos unidos a los valores humanos que le corresponden.
   2)    Amor por la materia que se estudia.
   3)    Consciencia para con el conocimiento y las habilidades que se intentan desarrollar.
   4)    Disciplina y entusiasmo para con el estudio y el progreso que ello implica.
   5)    Responsabilidad.
 
   El verdadero Estudiante desarrolla y aplica:
 
   1)    Entusiasmo por aprender y por entrenarse para comprender la materia.
   2)    Sentido de Responsabilidad para con la tarea de aprendizaje y la materia de su estudio.
   3)    Respeto y Compromiso para con su instructor.
   4)    Constancia y Disciplina en su esfuerzo por aprender y desarrollar conocimiento y habilidades.
   5)    Amor para con su materia de estudio.
 
El verdadero conocimiento se construye y se desarrolla libremente; ni se enseña ni se impone. Aquello que el estudiante no es capaz de construir por sí mismo, no representa para él ningún conocimiento, pues el único conocimiento válido es el de la propia experiencia y el que sucede como resultado del desarrollo de la propia consciencia. Sólo el conocimiento así construido se convierte en “comprensión” y puede ser llevado a la acción. Toda información que es aceptada como verdad sin hacerla pasar por el fuego de la propia consciencia y experiencia, es un dato fútil que algún día ha de ser descartado de la mente para poder progresar y evolucionar.
 
   El verdadero conocimiento es una entidad viviente; de allí que las tareas de instrucción y de aprendizaje sean un acto espontáneo y creativo. El conocimiento, en contacto con cada persona única e irrepetible (y siempre cambiante) y en cada momento y contexto único e irrepetible, produce un resultado nuevo, único e irrepetible. Si esto no se cumple, se trata de una imposición por parte del enseñante y de una aceptación a ciegas por parte del educando, lo cual nunca conducirá al verdadero desarrollo de la consciencia y a la verdadera comprensión. El hecho de que el conocimiento sea siempre nuevo, ubica al instructor en el rol de permanente aprendiz y estudiante. De ello se desprende que “Enseñar es Aprender”.
 
   Mi especialidad es la Instrucción y el Aprendizaje Holístico. En la instrucción y el aprendizaje holístico, todo el proceso se concibe, se percibe, se experimenta y se desarrolla como un proceso Integral, Integrado, Orgánico, Progresivo, Espiral y Ascendente.
 
   a)    Integral: La concepción Integral de la instrucción y del aprendizaje se base, principalmente, en los siguientes reconocimientos:
  
            1)    Considerar a la materia de estudio y su disciplina correspondiente como un todo indivisible. El todo se refleja y se corresponde siempre en la parte y, la parte se refleja y se corresponde siempre en el todo. Cada elemento, parte, aspecto y fase de la materia, es una afirmación de la totalidad de la materia y de su disciplina. Del mismo modo, la totalidad de la materia y de su disciplina, se afirma en cada elemento, parte, aspecto y fase de la misma. Si este reflejo y esta correspondencia no se manifiestan en la instrucción y el aprendizaje, cada nuevo elemento, parte, aspecto o fase negarán y serán antagónicos con todos los anteriores y todos los posteriores.
 
            2)    Materia de Estudio y Estudiante son una sola entidad. La instrucción debe poner de manifiesto las correspondencias existentes entre los principios, partes y aspectos de la materia y de su disciplina estudiada, con los principios, partes y aspectos de la propia persona que intenta comprenderlas. Si la correspondencia entre la materia de estudio y el estudiante no se establece, la comprensión no sucede, ni tampoco sucederá el pertinente desarrollo de consciencia. Sólo se habrá generado un acopio de información inerte que obstruye la mente y la percepción del estudiante y, que algún día ha de ser descartado de la mente para poder progresar y evolucionar.
 
            La disciplina de estudio particular debe ser siempre observada y comprendida en su relación y correspondencia con el todo universal, puesto que “Todo forma parte del Todo”. Sólo así puede obtenerse una visión clara y una apreciación verdadera. Ninguna verdadera disciplina es antagónica a cualquier otra. Ciencia y Filosofía son términos sinónimos. Matemática y Gramática son términos sinónimos. Es igual para todas las disciplinas de estudio entre sí. “El Universo es un Todo Integral e Integrado”. Nada en Él es contradictorio. La vida no se contradice a sí misma; de otro modo, nada se conectaría con nada y todo estaría desconectado de todo. Sin embargo, la realidad universal muestra única y constantemente lo contrario.
 
            No es la naturaleza de las distintas ramas del conocimiento y la experiencia la que es antagónica, sino la incomprensión y la rigidez mental de los estudiosos de una y otra disciplina, las que les hacen ver inexistentes inconexiones, antagonismos y contradicciones entre las variadas disciplinas, allí donde sólo existe la correlación, la analogía y la reafirmación de los mismos principios universales. En esta distorsión de percepción y de comprensión, el orgullo y la estrechez mental asumen el rol protagónico, al creer que la infinitesimal porción de conocimiento observada representa todo el universo cognoscible y, al no comprender que, no importa cuánto conocimiento se haya obtenido, ese conocimiento, siempre es una porción infinitesimal comparada al universo de cosas cognoscibles. Es imperativo, entonces,  comprender y asumir que “Sólo la Humildad Conduce a la Virtud y al Verdadero Conocimiento”.
 
   El verdadero estudiante y el  verdadero instructor cultivan la humildad como base inexorable de su desarrollo y su progreso.
 
   b), c), d), e), f)  Integrado, Orgánico, Progresivo, Espiral y Ascendente: Igual que sucede en la naturaleza universal, cada organismo, cada entidad o cada ser es un todo estructurado, funcional e integral, el cual, a su vez, forma parte estructural, funcional e integral de un todo mayor —de un organismo mayor, de una entidad mayor y de un ser mayor—. Del mismo modo sucede en la estructura interna de cada disciplina de estudio, donde cada elemento, concepto y tema es una estructura funcional e integrada dentro de un todo mayor; donde cada conocimiento y comprensión menor conduce a un conocimiento y una comprensión mayor, en una espiral ascendente que abarca realidades cada vez mayores, desarrollando niveles cada vez más amplios y elevados de las mismas verdades básicas. Esta es la naturaleza b)Integrada”, c)Orgánica”, d)Progresiva”, e)Espiral” y f)Ascendente” de toda disciplina del conocimiento, la cual solamente emula la Naturaleza misma del Universo. Esta naturaleza universal es, en sí misma, integrada, orgánica, progresiva, espiral y ascendente: cada elemento, estructura, organismo, entidad o ser, es integrado, orgánico, progresivo, espiral y ascendente en sí mismo, así como es integrada, orgánica, progresiva, espiral y ascendente, la estructura y el funcionamiento de todos los elementos, partes, organismos, entidades y seres del universo; igual que lo es nuestro ADN.
 
   Dentro de esta comprensión, el entrenamiento y el desarrollo del conocimiento, es concebido como un constante Despertar y Desarrollo de potencialidades latentes, los cuales se suceden como consecuencia de relacionar, conectar y vincular la naturaleza personal, con la naturaleza de la disciplina de estudio y la naturaleza del universo. Tal despertar es un proceso científico, espontáneo y creativo, donde Instructor y Estudiante trabajan mancomunadamente para producir resultados y avanzar. Este proceso es, por naturaleza, integral, integrado, orgánico, progresivo, espiral y ascendente, porque esa es nuestra propia naturaleza humana, tal como lo determina nuestro ADN.

* * *


Para ver mis


ÁREAS y DISCIPLINAS de INVESTIGACIÓN


EXPERIENCIA PROFESIONAL,


DOCENCIA y CONSULTORÍA


Por favor, haga click en el siguiente enlace


https://omarnahum.wordpress.com/resena-esp/investigacion-experiencia-profesional-docencia-consultoria/

 

 

 

 
  

 

 

* * *

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: